Header Ad

Categories

Most Popular

El láser se convierte en una herramienta beneficiosa para los procesos industriales

/COMUNICAE/

Talleres Lumbreras se hace eco de la noticia publicada por Ronda Comunicación sobre los beneficios resolutivos y económicos del láser dentro de las industrias

Talleres Lumbreras, expertos en curvar chapa y en corte láser en Sevilla, se hacen eco de la noticia lanzada por Ronda Comunicación en la que se narra como el uso del láser para los procesos industriales ofrece buenas soluciones a un coste reducido.

En el imaginario colectivo, el uso del láser dentro de la ciencia ficción ha creado una sensación de fascinación dado a las múltiples ocasiones en las que un rayo de luz, provocado por una máquina láser, ha cortado objetos aparentemente inquebrantables como si se tratase de mantequilla. Lo que, hasta hace poco tiempo, era solo un efecto de la ciencia ficción se ha convertido en una realidad gracias a los avances en tecnología. Las máquinas láser son capaces de cortar materiales con una precisión que las hace muy eficientes para su aplicación en procesos industriales.

Los usos industriales de esta tecnología son muy diversos, dado su capacidad de fabricar piezas que difícilmente se consiguen con otras maquinarias. El láser se utiliza para cortes de chapas de metal, para el soldado, la limpieza, la perforación y el grabado de estas chapas de metal y de otros materiales. Uno de sus principales beneficios es la velocidad de producción. Esto ha convertido al láser en una posibilidad de expansión dentro del sector con grandes oportunidades para el crecimiento económico dentro de dicho mercado.

Las máquinas con láser son cada vez de más cómodo uso ya que son cada vez más pequeñas y de menor coste. La mejora en la precisión y en la calidad de los materiales, junto con la reducción en los tiempos de producción y en los costes económicos de las empresas que utilizan estas herramientas, han hecho que el corte con láser se convierta en una ventaja competitiva dentro del sector.

Fuente Comunicae

Valora este artículo