Header Ad

Categories

Most Popular

Reparación de tejados: ¿mantenimiento ordinario o extraordinario?

Reparación de tejados: ¿mantenimiento ordinario o extraordinario?

El mantenimiento de tejados

El mantenimiento de los tejados es una operación indispensable para garantizar su buen estado: si se descuida, hay que reconstruir el propio tejado con un coste considerable.

En este artículo, descubrimos qué reparaciones de tejados son necesarias para garantizar la seguridad y la durabilidad del tejado, tanto en el caso de las comunidades de propietarios como en el de las viviendas individuales, y cómo el trabajo con cuerdas ofrece grandes ventajas para las operaciones de mantenimiento de tejados ordinarias y extraordinarias, como por ejemplo la impermeabilización de tejados.

impermeabilización de tejados


Por qué es indispensable el mantenimiento de los tejados

El tejado es la principal barrera que separa el interior de nuestras casas de las condiciones climáticas externas, como el sol, el viento y la lluvia.

Tener un tejado en buen estado significa no sólo garantizar el confort del hogar, sino también la seguridad tanto de los habitantes de la casa como de los que se encuentran en las inmediaciones físicas del bloque de apartamentos o de la vivienda.

Hay muchos enemigos de la salud de un tejado. Además del desgaste de los materiales del tejado, la infiltración de suciedad también puede comprometer su estado. Desde la acumulación de follaje seco, nidos de insectos o pájaros, hasta el musgo o el hollín, son muchos los factores que obligan a vigilar y reparar periódicamente los tejados.

De hecho, un mantenimiento inadecuado del tejado provoca grietas en las tejas, lo que hace que se rompan o incluso se caigan. De este modo, la falta de mantenimiento del tejado puede provocar peligrosas filtraciones de agua en el interior de nuestras viviendas, así como accidentes potencialmente mortales para los transeúntes.

Para evitar estos problemas, que a menudo conllevan la necesidad de incurrir en gastos considerables para un re-techado completo, es necesario comprobar periódicamente el estado de la cubierta e intervenir en consecuencia. En los siguientes párrafos veremos con más detalle en qué consiste el mantenimiento ordinario y extraordinario de los tejados y cuándo debe llevarse a cabo.


Mantenimiento rutinario de los tejados

Mantenimiento rutinario de los tejados

El mantenimiento rutinario de los tejados consiste en una serie de revisiones periódicas e intervenciones posteriores. Entre ellas, las más comunes son:

  • Comprobar que las tejas y otros elementos que componen el tejado son estables
  • Comprobar que no hay baldosas rotas
  • Comprobar que los desagües y canalones están libres de residuos, nidos, hojas y suciedad
  • Comprobar que no hay manchas, musgo o maleza en las tejas y otros elementos del tejado
  • Comprobar que el revestimiento de impermeabilización de la cubierta tiene una buena adherencia y no tenga burbujas o esté agrietado

Aunque no existe ninguna normativa que estipule la frecuencia de los trabajos de mantenimiento de los tejados, las labores de mantenimiento rutinarias deben realizarse al menos una vez al año. Sólo así se podrá evitar la necesidad de recurrir a intervenciones más invasivas y seguramente más caras. De hecho, no es raro que inconvenientes aparentemente menores, como una baldosa rota o un canalón obstruido, causen graves daños estructurales si no se tratan a tiempo.

Estas comprobaciones deben ser realizadas por operadores especializados con periodicidad anual, preferiblemente inmediatamente después del invierno o de periodos de lluvias frecuentes. Sin embargo, si se producen fenómenos meteorológicos más severos, como nevadas, fuertes granizadas o vientos intensos, es aconsejable realizar revisiones rutinarias de mantenimiento varias veces al año.

Además, es importante destacar que la frecuencia del mantenimiento rutinario del tejado también depende de otras variables, como la geolocalización de la casa o edificio, y el material con el que está construido.

Está claro que una casa situada en la montaña, donde la nieve y las ráfagas de viento son más intensas, requerirá un mantenimiento más frecuente del tejado. Lo mismo puede decirse de los tejados de chapa metálica en comparación con los cubiertos sólo con tejas.

labores de mantenimiento rutinarias


Mantenimiento extraordinario de tejados

Además de las revisiones y reparaciones anuales, también es importante saber cuándo el tejado necesita un trabajo más amplio. Hay varios signos que indican la necesidad de un mantenimiento extraordinario del tejado en caso de daño o mal funcionamiento.

En primer lugar, hay que tener en cuenta que un tejado dañado no puede cumplir su función básica, es decir, proteger la casa de las variaciones meteorológicas y climáticas. Los daños en el tejado se hacen evidentes cuando hay filtraciones de agua de lluvia y un mal aislamiento del edificio. Por lo general, estos problemas son señalados por:

  • Manchas de humedad en el techo bajo el tejado
  • Dificultad para calentar la casa en invierno o enfriarla en verano

En cuanto te des cuenta de que se producen estos problemas, debes tomar medidas y hacer que una empresa especializada revise el tejado. Si la revisión revela que el tejado está estructuralmente dañado, será necesario un mantenimiento extraordinario.

El mantenimiento extraordinario de un tejado, ya sea de una comunidad de propietarios o de una vivienda individual, incluye todos los trabajos de renovación o sustitución de partes del edificio.

Las siguientes intervenciones entran en esta categoría:

  • Sustitución de las losas de cubierta por otras de distinto material
  • Modificación o renovación completa de instalaciones con instalación de paneles solares o fotovoltaicos
  • Reutilización de techos para realizar intervenciones destinadas al ahorro de energía, como el aislamiento y los revestimientos exteriores

Las reparaciones extraordinarias del tejado suponen un gran esfuerzo económico, por lo que es aconsejable intentar evitarlas realizando puntualmente los trabajos rutinarios de mantenimiento, como la sustitución de tejas y la limpieza de canalones.


Las ventajas del trabajo con cuerdas para el mantenimiento de tejados

Las ventajas del trabajo con cuerdas para el mantenimiento de tejados

¿A quién debes dirigirte para el mantenimiento y la reparación de tejados? Una empresa especializada en reparación de tejados es la respuesta adecuada si necesitas los recursos y las habilidades adecuadas para realizar el trabajo correctamente. Nuestros operadores de cuerda están cualificados para trabajar en altura y, gracias a los sistemas anticaída de que disponen, pueden moverse ágilmente y con libertad sin riesgo.

La seguridad de trabajar con cuerdas en los trabajos de mantenimiento de tejados va acompañada también de la gran comodidad de evitar la instalación de andamios o plataformas aéreas.

Esto ofrece sin duda una gran ventaja, ya que acelera el trabajo y reduce el coste final. Pero, ¿cómo se llevan a cabo los trabajos de mantenimiento de tejados por parte de los operarios de cuerda?

Uno de los operarios de la empresa especializada llevará a cabo una inspección para examinar cuidadosamente las tejas. Tras anclar las líneas de vida y montar el sistema anticaída, los operarios de cuerda limpiarán el techo con una potente hidrobomba equipada con un cepillo, eliminando la cal, la suciedad y los residuos.

Si es necesario, también se aplicará un producto antimusgo. A continuación, se procederá a todas las reparaciones necesarias, como la sustitución de las tejas y la restauración de todos los elementos dañados del tejado.

La limpieza y el mantenimiento regular del tejado son necesarios para aumentar su funcionalidad y durabilidad

4.9/5 - (19 votos)

    Deja tu comentario

    Tu correo no será publicado.*

    siete + 4 =