Header Ad

Categories

Most Popular

5 ventajas de elegir una finca para celebrar tu boda

5 ventajas de elegir una finca para celebrar tu boda
- 3 Minutos de lectura

Cambia de escenario y elige una finca para tu boda

Si te encuentras añorando un cambio de escenario relajado o quieres escapar del ajetreo para celebrar el día de tu boda, hemos reunido las 10 principales ventajas de elegir una finca para bodas, tanto para ti como para tus invitados.

Actualmente se está experimentando un renacimiento de las opciones de lugares de celebración de bodas en el campo, con fincas, castillos y lugares basados en bodegas que dan nueva vida al paisaje de las bodas.

Las parejas tienen ahora una gran variedad de opciones excepcionales para elegir una boda en una finca, y antes de seguir adelante, hagamos una clara distinción: una finca no equivale a «anticuado», ni tendrás que renunciar a todos los toques modernos, experiencias excepcionales y detalles de servicio que te proporcionaría un lugar de la ciudad.

Escondidos en extensas fincas, dentro de acantilados, exuberantes valles o con vistas a ondulantes colinas, los lugares de celebración de bodas en las fincas despliegan una alfombra roja para los invitados y defienden con orgullo todo lo que su localidad única puede ofrecer.

Tanto si se trata de productos de origen local para un verdadero catering, paisajes inimitables de carácter histórico único o de oportunidades fotográficas únicas, estos lugares de celebración de bodas ofrecen experiencias increíbles a quienes están dispuestos a aventurarse y explorar fuera de los límites de la ciudad.


Ubicación

No hay duda de que la ubicación es uno de los principales beneficios cuando optad por una boda en una finca. La mayoría de los lugares ofrecen un amplio entorno, y las bodas en las fincas ofrecen el lujo de sentirse aislados y privados.

Las parejas disfrutan de una experiencia exclusiva, en la que no sienten que tienen que «compartir» el lugar de celebración ni apresurarse en los trámites.

Los lugares de celebración de bodas en las fincas, a diferencia de los salones en la ciudad, suelen limitar las bodas a una por día, que ofrecen a las parejas la oportunidad de «hacer del lugar su hogar durante el día» y de personalizar su experiencia según sus deseos.

Ofreciendo sólo lo que se puede permitir con el espacio, los lugares para bodas en las fincas fusionan brillantemente los espacios de entretenimiento al aire libre y en el interior, permitiendo a las parejas disfrutar sin problemas de los beneficios de ambos.

En ocasiones de las grandes fincas, en valles vinícolas o en granjas, estos lugares aprovechan su entorno para celebrar ceremonias al aire libre, elegantes fiestas en el jardín y recepciones bajo las estrellas. Con la libertad de utilizar una finca para adaptarla a las necesidades de la pareja y sin la restricción del espacio limitado, las bodas en las fincas permiten a las parejas y a los invitados aprovechar al máximo el lugar de la celebración y son flexibles a la hora de plantearse la importante pregunta de «¿Cuántos invitados debes tener en tu boda?».

Ubicación


Una experiencia gastronómica única

Con una plétora de productos locales disponibles, los lugares de celebración de bodas se distinguen por ofrecer una auténtica experiencia del campo al plato. Inspirándose en los productos y alimentos locales, los catering o bufetes de las bodas, intentarán destacar las ofertas únicas en sus menús.

Los menús suelen ser una bonita unión de la cocina moderna e internacional. Ahora que los consumidores son más conscientes que nunca de cómo y dónde se obtienen los alimentos, los lugares donde se celebran las bodas en el campo dan prioridad y promueven su capacidad para conectar con los agricultores y artesanos alimentarios locales y apoyarlos.


Bodas de fin de semana

Las bodas que se celebran en fincas ofrecen la oportunidad perfecta para que las parejas y los invitados se retiren juntos durante los días previos y posteriores a la boda. Dado que los lugares donde se celebran las bodas se promocionan como «lugares de destino», las parejas y los invitados disfrutan de la oportunidad de «hacer un fin de semana».

Los fines de semana de boda son una excelente oportunidad para que las parejas disfruten de un tiempo prolongado para mezclarse y socializar con amigos y familiares, reírse, ponerse al día y presentar a los invitados entre sí, un lujo que de otro modo no podrían conseguir si se limitaran sólo al día de la celebración.

Los lugares donde se celebran las bodas suelen ofrecer itinerarios destacados, recomendaciones gastronómicas locales y dan prioridad a proporcionar a las parejas y a los invitados opciones de alojamiento excepcionales.

Celebrar una boda en el campo permite disfrutar de la oportunidad de imaginar cómo puede ser el día de tu boda al tener la celebración durante varios días (piensa en los cócteles de bienvenida la noche anterior y en los brunchs de despedida el día siguiente).


Múltiples ubicaciones para la ceremonia y la recepción

¿Por qué limitarte a una sola opción cuando puedes elegir numerosos lugares para la ceremonia y el banquete? En las fincas se suelen especializar en ofrecer a las parejas múltiples y variadas opciones.

Las ceremonias en el jardín, bajo los imponentes árboles, con vistas a las colinas, bajo pérgolas cargadas de glicinas o entre campos cuidados, son sólo algunas de las opciones. Las parejas buscan cada vez más que el paisaje o el diseño del jardín sean la característica de su ceremonia, y que el estilo sea el acompañante, y los lugares para bodas en el campo les permiten hacerlo.

El impresionante paisaje y la belleza natural de los lugares donde se celebran las bodas hacen que los elaborados diseños, los arreglos florales o los cenadores no sean tan importantes.

Los múltiples espacios para ceremonias se traducen también en la posibilidad de ofrecer alternativas cuando hace mal tiempo, por lo que, independientemente de las condiciones meteorológicas del día de tu boda, el lugar de celebración podrá acoger una ceremonia impresionante.

El aire fresco del campo y los cielos estrellados también proporcionan la vista perfecta para las elegantes recepciones al aire libre y en el interior.

Dado que las restricciones de ruido no suelen ser un problema, los lugares donde se celebran las bodas permiten a los invitados disfrutar de bandas y música en directo y bailar toda la noche.

4.6/5 - (23 votos)

    Deja tu comentario

    Tu correo no será publicado.*

    14 + 14 =