Header Ad

Categories

Most Popular

¿Cómo elegir un consultor empresarial?

¿Cómo elegir un consultor empresarial?

El mundo empresarial no siempre deja espacio para los errores de gestión, un mal análisis de tu situación podría llevarte a la quiebra

Ten en cuenta que tener una opinión externa de un asesor de negocios sobre tu situación te dará una nueva visión de los problemas reales que afectan a tu negocio para que puedas desarrollar una estrategia empresarial.

Desde JEYPA gestoría en Getafe hemos redactado en este artículo porque debes elegir un asesor empresarial.


¿Qué es un consultor de empresas?

Un consultor empresarial es un asesor que te orienta hacia las mejores oportunidades de tu sector. Su trabajo consiste en optimizar tus posibilidades de éxito mediante un análisis detallado de tu situación y del mercado.

Un consultor empresarial puede trabajar como autónomo o dentro de una gestoría especializada. En este último caso, te beneficiarás del apoyo de varios especialistas como:

– Un asesor de estrategia financiera

– Un consultor de valoración de empresas

– Un consultor y analista

– Un consultor de desarrollo estratégico

Si examinas tu problema desde todos los ángulos, definirás mejores soluciones. Además, un consultor empresarial no sólo actúa para superar tus obstáculos, sino que también planifica los objetivos a alcanzar en el futuro.


¿Por qué contratar a un consultor empresarial?

La constitución de una empresa o la planificación de un proyecto requiere varios estudios y análisis a distintos niveles: comercial, comunicación, desarrollo, planificación, marketing, etc. Una sola persona no puede cubrir todos estos ángulos a la vez y aquí es donde entra en juego el consultor de empresas.

¿Por qué contratar a un consultor empresarial?

Para optimizar tus posibilidades de éxito

El éxito no se produce por casualidad, debes adoptar las estrategias adecuadas para alcanzar tus objetivos empresariales.

Los siguientes puntos son importantes para maximizar tus posibilidades de éxito:

– Análisis FODA (puntos fuertes, oportunidades, puntos débiles y amenazas)

– Identificación de problemas operativos

– Encontrar fuentes de desarrollo y generación de ingresos

Estos pasos pueden ser largos y tediosos, por eso es tan importante trabajar con un consultor empresarial.

Al recurrir a una gestoría empresarial profesional te apoyarán en:

– A la puesta en marcha del plan

– Facilitación de talleres de innovación

– Apoyo en la toma de decisiones

– Gestión


Establecer el mejor plan de acción

En el ámbito empresarial, planificar es anticiparse. Iniciar un negocio siempre implica riesgo, con un plan de acción bien elaborado, podrás minimizar el impacto de los obstáculos que puedas encontrar en el camino.

Un asesor empresarial interviene de varias maneras:

– Para estudiar los resultados anteriores de la empresa para definir la estrategia a adoptar para obtener mejores resultados.

– Definir las acciones a realizar.

– Determinar las intervenciones prioritarias.

– Establecer la línea de producción y del calendario a seguir.

– Dirige los equipos de intervención.

– Evalúa el rendimiento de los equipos.


Para avanzar en la mejor dirección

No es raro que las empresas cometen errores en sus estrategias cuando se enfrentan a la competencia. Con el asesoramiento de un consultor empresarial, actuarás más rápidamente para tomar un nuevo camino que minimice las pérdidas.

Al colaborar con una gestoría empresarial te beneficiarás de:

– Asesoramiento estratégico sobre la implantación y gestión de la marca

– Apoyo en la gestión de proyectos y equipos de trabajo específicos.

– Un servicio para desarrollar comunicaciones y planes de trabajo.

– Un servicio de redacción de contenidos estratégicos.

Para avanzar en la mejor dirección


Aprovecha la experiencia de un consultor de estrategia

Un gerente de empresa a menudo tiene que ser versátil. Sin embargo, un buen gestor sabe delegar por el bien de tu empresa. Gracias a ello, se optimizarán las distintas estrategias necesarias para la realización de tu actividad.


¿Cuándo contratar a un consultor de desarrollo empresarial?

La misión de un consultor de desarrollo empresarial no puede resumirse en una sola tarea. Generalmente, una empresa recurre a este tipo de servicio cuando gestiona un gran volumen de actividades. El asesor puede ayudarte a:

– Mejorar continuamente la producción

– Dirigir tu equipo de respuesta

– Desarrollar un plan de crecimiento

– Gestionar tu presupuesto y tus recursos

– Identificar nuevas oportunidades

– Analizar la relación entre tus objetivos de ventas y la capacidad de tu empresa

– Investigar tu nuevo producto

– Estudiar el mercado y la competencia

– Puesta en marcha del plan de acción

– Establecer una estrategia de comunicación

Lo ideal es que la contratación de un consultor de desarrollo empresarial se realice al constituir la empresa.


Identifica los servicios de consultoría necesarios para desarrollar tu negocio

Antes de elegir a tu asesor, identifica el tipo de servicio que puede ofrecerte. ¿Su experiencia es adecuada para tu empresa o no? Tanto si estás iniciando tu negocio como si te enfrentas a obstáculos, una empresa de consultoría puede ofrecerte:

– Consejos de marketing

– Asesoramiento sobre la gestión de la producción y las finanzas

– Asesoramiento en gestión estratégica y gestión de recursos humanos

– Asesoramiento sobre sistemas de información

Identifica los servicios de consultoría necesarios para desarrollar tu negocio


Define las cualidades y la experiencia de un consultor autónomo

Antes de firmar un contrato de consultoría con un autónomo, debes conocer sus antecedentes. Puedes hacerlo obteniendo información sobre su experiencia y rendimiento en empresas anteriores para las que haya trabajado.

No olvides comprobar también su historial académico. Lo ideal es una especialización en gestión o consultoría organizativa. Favorecer los perfiles con título de máster.


¿Cómo garantizar el éxito de un trabajo de consultoría?

Un trabajo de consultoría tiene éxito cuando la estrategia para alcanzar los objetivos del cliente aporta valor. Para lograrlo, hay que proceder paso a paso:

– Mantener una buena comunicación con el cliente para identificar sus necesidades y objetivos

– Controlar y optimizar los procesos

– Desarrollar estrategias que impulsen el crecimiento de la empresa

– Mejorar la organización

– Activar el cambio

– Controlar y optimizar los procesos

Valora este artículo

    Deja tu comentario

    Tu correo no será publicado.*

    18 + once =