Header Ad

Categories

Most Popular

Party Casino descubre las salas de juego abandonadas más fascinantes

- 2 Minutos de lectura
/COMUNICAE/

El casino Fontainebleau de Las Vegas, temporalmente abandonado, por fin se abrirá en 2023. Vacío desde 2009, en sus espacios abandonados resuenan los ecos de los curiosos aventureros. La web de juegos Party Casino hace un amplio recorrido por cuatro casinos abandonados, pero todavía en pie

El edificio más alto de Nevada, el casino Fontainebleau de Las Vegas, de 76 plantas, abrirá por fin sus puertas a finales de 2023, después de que la recesión detuviera en 2009 la construcción de esta estructura de 2.900 millones de dólares. La web de juegos Party Casino hace un amplio recorrido por cuatro casinos abandonados, pero todavía en pie.

Casino Constanta, Rumanía
Construido en 1910 en la costa rumana del Mar Negro, este palacio art nouveau se utilizó durante la Primera Guerra Mundial como hospital de la Cruz Roja y, durante la Segunda Guerra Mundial, los soldados alemanes ocuparon este lugar. Se renovó dos veces, pero finalmente se cerró en 1990 debido a los elevados costes de mantenimiento.

Penthouse Adriatic Club Casino, Croacia
Inaugurado en 1972 en el Hotel Haludova, obra del fundador de Penthouse, Bob Guccioni, el casino entró en quiebra al año siguiente y cerró. Durante la guerra civil yugoslava, se utilizó para albergar a los refugiados antes de ser privatizado en 1995, recibiendo a sus últimos huéspedes en 2001.

Rhyolite Ghost Casino, EE.UU.
Rhyolite (Nevada), se fundó en 1905 y alcanzó la fama como ciudad minera de la «fiebre del oro». En 1910, la mina empezó a dar pérdidas y, en 1920, la población se redujo a unos pocos habitantes. Los edificios de Rhyolite están en gran parte en ruinas, pero el antiguo almacén de trenes, ahora de propiedad privada, se convirtió en un casino y un bar, así como en un pequeño museo, permaneciendo abandonado desde la década de 1970.

Casino di Consonno, Italia
En la década de 1960, el excéntrico empresario Conde Mario Bagno compró toda la ciudad de Consonno y construyó, la Citta dei Balocchi, la Ciudad de los Juguetes. La Ciudad de los Juguetes, concebida como patio de recreo para los ricos de la cercana ciudad de Milán, y el Casino de Consonno fue uno de los pocos elementos que tuvo un breve periodo de éxito hasta mediados de los años setenta. Tras la muerte del Conde en 1995, se cerró toda la ciudad y desde entonces ha ido decayendo poco a poco.

Otros casinos abandonados son el casino Bokor Palace de Camboya, que en su día fue el refugio de la élite colonial francesa, el Casino de Asbury Park, en la costa de Jersey (Estados Unidos), que sufrió la erosión de las costas y el desarrollo urbano antes de ser demolido, y casinos flotantes, como el Big Easy Casino Boat, que pasó la mayor parte de su corta vida sin ocuparse, trasladándose entre varios puertos de Florida. Por su parte, el barco Jubilation Casino, en Misisipi, abrió sus puertas en 1995 y sólo funcionó siete meses antes de cerrar.

David Winter, director de marketing de Party Casino, dijo: «Los edificios abandonados suelen ser espacios inquietantes y ligeramente intimidantes, pero los casinos ejercen una fascinación especial. Esto se debe a que estos edificios estuvieron en su día llenos de glamour, lujo, risas y la emoción de los juegos».

Fuente Comunicae

Valora este artículo