La automatización de los almacenes: cuestión de competitividad según Fersa Racks



Las opiniones están desactivadas

/COMUNICAE/

Los almacenes automáticos y autoportantes son cada vez más demandados por las grandes empresas para la optimización de la gestión de sus almacenes


Fersa Racks, empresa líder en el almacenaje industrial, explica que el almacenamiento es un paso fundamental en la cadena de distribución y abastecimiento. Al poner en marcha un almacén automatizado se agilizan enormemente las operaciones de suministro y la logística; además de reducir los riesgos laborales, los costes y los errores humanos.

Las herramientas tecnológicas son una necesidad urgente para el progreso de cualquier empresa. Del mismo modo, los empresarios que las implementan en sus negocios son conscientes de la fuerte competitividad del mercado global actualmente, por lo que para ser competitivo hoy día se ha de realizar una inversión adecuada en tecnología.

En este sentido, la evolución digital ha facilitado el desarrollo de conceptos avanzados como la Logística 4.0, la cual ofrece un recurso para las operaciones logísticas que, tanto en el corto como en el largo plazo, genera beneficios en todas las fases del proceso de almacenaje y distribución de productos.

Por otra parte, para las empresas y naves de grandes dimensiones y volumen de entradas y salidas, los almacenes automáticos suponen una alternativa ideal para la organización y control de mercancías; sobre todo en estos tiempos, debido a que la seguridad, la efectividad y la logística son ahora elementos determinantes en el éxito de una empresa de almacenaje.

Algunas de las ventajas más destacadas de los almacenes inteligentes automáticos son:

  • Aumento de la velocidad y precisión de la producción del almacén
  • Coordinación y control de los flujos de información más efectivo
  • Optimización absoluta del espacio disponible
  • Informe del inventario en tiempo real
  • Acceso a los productos más rápido y cómodo
  • Productos más visibles
  • Reducción del personal: mayor seguridad y ahorro de costes
  • Reducción drástica de riesgos laborales
  • Reducción drástica de errores humanos

Por su lado, los almacenes autoportantes son estructuras que almacenan cargas paletizadas a grandes alturas (más de 40 metros); una solución pensada para implementarse en grandes empresas: Naves de grandes dimensiones, con mucho volumen de mercancías, que precisan de un sistema que maximice la productividad y minimice los fallos. No obstante, las pequeñas y medianas empresas empiezan a poder acceder a ellas con moderadas inversiones económicas.

Fuente Comunicae


No se permiten comentarios

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies