Formas de abrir puertas sin la llave según cerrajerosalicante.pro



Las opiniones están desactivadas

/COMUNICAE/

El no poder acceder al interior de la vivienda por falta de llaves o por olvido en el interior es una gran molestia. Esta situación es mucho más frecuente de lo que la gente cree


Hay personas precavidas que para evitar esta complicada situación dejan una copia de la llave a un vecino de confianza, o bien dejan una llave en la guantera del coche, o escondida en algún lugar.

Cuando el problema se echa encima y uno no sabe como conseguir aquella llave con la que abrir la puerta la solución más acertada es buscar a un profesional de la cerrajería, a un buen cerrajero que pueda acudir de inmediato a solucionar el problema, es decir que se encargue de abrir la puerta sin que esta sufra daño alguno.

El abrir una puerta sin llave sin utilizar el método bumping o las ganzúas parece casi imposible pero en realidad para un buen cerrajero experto toda clase de servicios relacionados con la cerrajería no es nada complicado. Un buen cerrajero logra su propósito en muy poco tiempo ya que tiene conocimientos, práctica y experiencia abriendo todo tipo de cerradura.

La gran mayoría de los ladrones debido a la falta de medios han tenido que agudizar el ingenio y utilizar métodos de robos alternativos con los que poder abrir la puerta de los hogares o centro comerciales.

¿Se conoce alguna otra forma de poder abrir una puerta sin llave?
Casi el 80% de las viviendas de los hogares españoles tienen una cerradura capaz de ceder ante el método bumping. Hoy en día existen varios métodos utilizados no solo por ladrones profesionales para acceder al interior de la vivienda sino por cerrajeros profesionales experimentados en el sector de la cerrajería.

Otra de las técnicas más utilizadas por los ladrones es mediante unas ganzúas pero también existen otras como: el método de la radiografía, el pico del loro o el hilo de lana.

  • Método de la radiografía: Este método es idéntico al método de la tarjeta. Se llama así porque en lugar de utilizar la tarjeta se usa una radiografía que ofrece mucha más flexibilidad. Esta técnica resulta muy efectiva si la puerta no ha sido cerrada con llave o pestillo.
  • Método de la palanca: La puerta es forzada con una palanca, de manera que el marco d la pared o incluso la misma puerta se rompen. En esta situación la cerradura queda invalidada. Esta técnica actualmente está en desuso por parte de los ladrones ya que se trata de una maniobra muy escandalosa aunque si suele ser utilizada por los cuerpos de seguridad o procedimientos de rescate en interiores de viviendas o comercios.
  • Método del pico del loro: El ladrón utiliza unas pinzas comúnmente llamadas “pico del loro” con las que rompe el embellecedor del cilindro de la cerradura. Gracias a esto se consigue hacer presión sobre la mitad de la cerradura y la parte más débil se rompe. Es imprescindible el tener gran fuerza ya que el movimiento a realizar es total de rotación.
  • Método del hilo de lana: Se trata de un método muy inverosímil. La llave es cubierta con un hilo de lana rellenando los huecos de la misma. Todo esto permite el presionar los pistones de la cerradura y amoldarse a su forma de ahí que la cerradura deba de prestar poca resistencia.
  • Método de la llave maestra: Consiste en hacerse un segundo juego de llaves igual a la del propietario ya sea haciendo una copia de la misma o bien robándolas. Se trata de una copia no exacta a la llave original ya que son copias realizadas por cerrajeros profesionales mediante un molde.

La forma más segura de abrir una puerta sin dañarla es llamando a un cerrajero profesional con experiencia y no tratar de abrir la puerta uno mismo ya que en la mayoría de los casos se requiere mucha práctica.

Fuente Comunicae


No se permiten comentarios